Sahifa fully responsive WordPress News, Magazine, Newspaper, and blog ThemeForest one of the most versatile website themes in the world.

Consejos para Estudiar (5 de 8): Identificar la utilidad del conocimiento.

Consejos para Estudiar (4 de 8): Estudiar según su estilo de aprendizaje. Estudiar lo que le gusta y como le gusta.
12 diciembre, 2015
Consejos para Estudiar (6 de 8): Investigar sobre otras técnicas de estudio complementarias.
18 enero, 2016

Consejos para Estudiar (5 de 8): Identificar la utilidad del conocimiento.

Esta es la quinta entrada en las que comparto algunos consejos para estudiar, de una serie de ocho.

5- Identificar la utilidad del conocimiento.

Identificar alguna necesidad que sea resuelta con lo que se está estudiando ayuda a aumentar la motivación. Cuando estudias algo que no tiene una aplicación o utilidad directa todas las ideas se quedan en la memoria a corto plazo, ya que uno visualiza de forma abstracta de lo que se está tratando. Sin embargo, cuando uno aprende algo que de inmediato le busca una aplicación este aprendizaje pasa a relacionarse directamente con lo que ya sabemos de antes; así, surge una batalla interior muy interesante para adaptar y adoptar la nueva información que se está recibiendo con aquella que ya uno tenía. De esta forma, uno se queda con aquello que más le resulta útil y práctico, dándole así un significado muy personal. Es justo a esto a lo que se le llama “Aprendizaje Significativo”.

El aprendizaje significativo, entonces, es aquel conocimiento o competencia que se logra interiorizar en cada ser humano relacionándolo con su experiencia previa. Así, este aprendizaje es almacenado en la memoria a largo plazo, ya que el mismo se relaciona con la problemática en cuestión. Es por esto que este blog tiene el nombre de “Aprende Punchando”, porque se promueve este tipo de aprendizaje significativo partiendo de situaciones concretas y orientadas a propiciar el aprendizaje con utilidad.

Cuando a un niño, por ejemplo, se le habla de fórmulas físicas, de ecuaciones matemáticas o de un texto muy largo que relata la historia de algún acontecer, este trata de imaginarse las cosas de una forma muy abstracta. Sin embargo, si se le invita a observar una situación de la vida real para proponer la solución a una problemática previamente planificada, acompañándosele en el proceso para llevarlo al nivel cognitivo o de dominio deseado el niño puede dar riendas sueltas a su creatividad, intentando dar con la solución y observando los efectos de su propuesta (o la de sus compañeros). Así, luego puede pensar en formas para mejorar la solución o ir resolviendo problemas más interesantes que le traigan nuevos retos.

En mi caso, cada vez que voy a iniciar un nuevo proyecto de desarrollo de software trato de seleccionar alguna tecnología emergente que no domine para irla descubriendo mientras voy resolviendo el problema. Así, al concluir con el proyecto he logrado aprender una nueva forma de hacer las cosas, pero no leyendo un libro o viendo un vídeo, sino adaptándolo y manipulándolo según mis propias necesidades. Esto va de la mano con aquello de no tener miedo al cambio o a probar lo nuevo; una actitud muy recomendada para todo Ingeniero de Sistemas y Computación o cualquier profesional del área de tecnología de la información (o no).

En resumen, recomiendo entonces que al tener por delante el reto de aprender algo nuevo se trate de aterrizar en un proyecto, ya sea personal o profesional, que le permita aplicar estos nuevos conocimientos de forma inmediata. Si a esto le combinamos la experiencia previa que se tiene en proyectos o tecnologías similares el resultado será un aprendizaje que no se olvidará en mucho tiempo. Por eso, ¡vamos, a aprender punchando!

Miguel Moronta
Miguel Moronta
Profesor en la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra - PUCMM, Oficial de la Defensa Civil y Consultor de las Naciones Unidas (Miembro UNDAC).

Comments are closed.