Sahifa fully responsive WordPress News, Magazine, Newspaper, and blog ThemeForest one of the most versatile website themes in the world.
Una verdad, más grande, es una GRAN VERDAD – Realidad Aumentada y Geolocalización.
12 octubre, 2015
Planificación en Excel
Piensa, piensa, piensa.
12 octubre, 2015
Empatía
Empatía

Empatía

Bueno, este es un ejemplo de cómo incorporar mediante la Tecnología Educativa (T.E.) una prueba diagnóstica en conjunto con cierta empatía estudiantil. Esta actividad la realicé en un grupo de estudiantes de una asignatura llamada “TIC Aplicadas a la Educación” en la que se supone que ellos saben utilizar herramientas de ofimática para procesar datos.

La pregunta que me llegó a la cabeza como origen de la idea fue: “¿Qué tal si el primer día de clases me infiltro como estudiante y organizo una actividad que requiera que (los estudiantes) tengan que utilizar hojas de cálculo para encontrar una información que les lleve a descubrir quién soy yo?”

Entonces, me vestí con pantalones cargo, botas y un pullover para aparentar más juvenil, hablé con una estudiante amiga para que entrara al salón y pegara debajo de los pupitres unos fragmentos de papeles que al ser unidos daban con la dirección de una página web. Le pedí al bedel del edificio que pasados unos minutos después del timbre entrara al salón y diera la noticia de que “El profesor se presentará luego, pero les pidió que revisen debajo de sus pupitres”.

Y así fue. Entré al salón infiltrado, y me senté a observar cómo transcurría toda la acción. Algunos estudiantes tomaron el liderazgo, pegaron los fragmentos en la pizarra y luego todos se dispusieron a entrar a la página web. En la misma estaba la explicación de la actividad; debían descargar un archivo de datos y utilizar cualquier medio para responder una pregunta muy interesante: “¿Cuál fue el año en el que hubo mayor crecimiento de estudiantes femeninos en el nivel básico escolar en la República Dominicana?”

Recuerdo que estuve dando ideas como “¿alguien tiene una laptop y sabe usar Excel?”, o “para eso, ¿no hay que calcular la diferencia anual de estudiantes para ver el crecimiento?”. ¡Fue muy emocionante!

Para ello, hubo mucha creatividad, pero lamentablemente hubo una estudiante que luego de tanto intentar optó por escribirle a un amigo quien le envió una fotografía mía y así me descubrieron, pues sabían por lo menos mi nombre. Creo que nunca olvidaré esta actividad.

Me gustó mucho porque logré integrar mediante una actividad tecnología educativa de una forma muy innovadora. Desde luego que para que esto funcionara tuve que diseñar muy bien el ambiente de aprendizaje, excepto por la parte de que sabían mi nombre.


Crear una prueba diagnóstica no debe ser necesariamente hacer una prueba escrita o pedirles directamente que demuestren hacerlo. Esta actividad exige implícitamente demostrar soltura en el uso de herramientas de procesamiento de datos, aunque el estudiante puede optar por utilizar otra estrategia para dar con la solución. La pregunta aquí no es si saben usar una herramienta; es si son o no competentes resolviendo algo.

 

Miguel Moronta
Miguel Moronta
Profesor en la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra - PUCMM, Oficial de la Defensa Civil y Consultor de las Naciones Unidas (Miembro UNDAC).

Comments are closed.